Es Pan Comido

  
«    »

Arroz blanco y negro con salsa de tomate

by Ana on octubre 30, 2013

Todos sabemos lo versátiles que son las recetas preparadas con arroz ya que éstas admiten infinidad de ingredientes para combinar. Ya conoceis  lo mucho que yo me inspiro en los colores en mis platos. Bueno, he de reconocer que no sólo en mi cocina, sino en mi vestuario, en mi mesa… como dice una amiga mía, “¡más combinada que una caja fuerte!”.

Y es por ello que me surgió preparar este plato de Arroz  blanco y negro con salsa de tomate, en uno de los días que te apetece algo más novedoso, pero no tienes mucho tiempo para florituras y tiras con lo que encuentras en la nevera. La morcilla era de León, de cebolla,  sin hacer feos a la de Burgos (de arroz), que resultaba  más apropiada para no repetir ingrediente. La salsa de tomate, casera como no, se encontraba en el congelador.

Acompañado de alguna verdurita para poner el toque ligero vegetal, resulta un plato único de chuparse los dedos.  No dejéis de innovar con el arroz y encontraréis combinaciones tan sabrosas como ésta, que además, ¡Es Pan Comido!

Ingredientes para cuatro personas

  • 300 gr de arroz blanco
  • 2 morcillas de cebolla
  • 4 huevos
  • Salsa de tomate (ver receta)
  • 1 diente de ajo
  • Aceite
  • Sal y pimienta
  • Espárragos verdes

Como lo prepararamos

Paso 1. En la cazuela donde solamos preparar el arroz, añadiremos dos cucharadas de aceite y el diente de ajo entero sin pelar. Doramos el ajo en el aceite y añadimos el arroz removiéndolo durante unos minutos para que se impregne bien. Retiramos el diente de ajo.

Paso 2. Vertemos el agua templada sobre el arroz y dejamos que éste se cueza durante el tiempo que establezca el envase y que el agua se consuma. (doble cantidad de agua que de arroz).

Paso 3. En una sartén pequeña, añadiremos la morcilla desmenuzada y dejaremos que se fría en su propia grasa. No hará falta que añadamos aceite extra.

Paso 4. Cubrimos la base de la fuente donde lo vayamos a servir con salsa de tomate casera. Con ayuda de un molde de emplatar, rellenaremos la base con el arroz y sobre éste, la morcilla.

Paso 5. Freímos unos huevos en abundante aceite, escurrimos y servimos sobre la morcilla.

Paso 6. Acompañaremos con espárragos verdes salteados o alguna otra verdura para combinar.

Trucos

  • La medida habitual de agua suele ser el doble que la de arroz. Para ello, lo mejor es medir la cantidad de arroz con vasitos y luego verter el doble de agua. Por ejemplo, 2 tazas de arroz + 4 de agua. El agua la añadiremos templada para acelerar el proceso.
  • Puedes sustituir los espárragos verdes por unas tiras de pimiento, unas ramitas de brócoli, unas judias verdes o unas setas.

Quizá te interese:

Crema de espárragos con jamón Ibérico crujiente
Caracolas rellenas de crujiente de jamón iberico y crema de queso
Jamón asado

8 comentarios en Arroz blanco y negro con salsa de tomate

  1. Belén dice:

    Queda un plato original y exquisito. Además la presentación es muy bonita.
    Besinos

  2. AniMayo dice:

    Qué bueno! Una manera original de comer arroz, la verdad :P

    Bss
    Con Especias

  3. Teresa dice:

    Muy original y está buenísimabs

  4. Que chulo presentado, me encanta

Responder a Ana Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>