Es Pan Comido

  
«    »

Croquetas de boletus y cecina

by Ana on marzo 12, 2013

¡Otro gran aliado de mi congelador y todavía no os había puesto una receta de croquetas! Siempre tengo croquetas en el mío porque es un trabajo que merece la pena emplear para grandes cantidades. Además para una cena son socorridísimas.

La gran maestra de las croquetas era mi tía Ana, ¡bueno la tía Ana de todos porque era tan querida que todo el mundo quería llamarla tía! Desgraciadamente ella ya no las puede hacer pero dejó a muchas de sus sobrinas como embajadoras de sus croquetas. Su especialidad eran las de pollo, para que las que empleaba un pollo entero. Creo que su record estaba en hacer ¡250 croquetas de una tacada! Y es que no había casa que visitara a la que no llevara croquetas. ¡Esas si que eran unas croquetas viajeras!

Las que hoy comparto son unas Croquetas de Boletus y Cecina. Las ví en la carta de una restaurante y pese a que no las probé, pensé que sería una combinación estupenda, y efectivamente, ¡riquísimas! Ya conocéis mi debilidad por una buena cecina de León, y los boletus, ¡ni digamos! Aunque ahora no es época, podemos encontrarlos de los cultivados o incluso de los deshidratados. Todos nos aportarán el toque que buscamos en estas croquetas.

Animaros a prepararlas porque están deliciosas. Seguiremos las pautas que ya mencioné en la preparación de la Salsa Bechamel, y con los truquillos que doy para darles forma, el resto ¡Es Pan Comido!

Ingredientes para 30 croquetas

  • 300 gr de boletus
  • 200 gr de cecina
  • 1 chalota
  • ½ vaso de aceite
  • 1 vaso de harina
  • 3 vasos de leche
  • Nuez moscada
  • 2 huevos
  • Pan rallado
  • Aceite
  • Sal y pimienta

Cómo lo preparamos

Paso 1. Lavamos y troceamos chiquititos los boletus, la chalota y la cecina.

Paso 2.En una cazuela relativamente profunda añadimos un par de cucharadas de aceite y sofreímos la chalota muy picadita. Cuando esté casi transparente, añadimos los boletus y los doramos junto con la cebolla. Salpimentamos (ojo con la sal porque la cecina puede está salada). Por último añadimos la cecina picadita y salteamos todo durante unos 5 minutos. Retiramos a un plato.

Paso 3. En la misma cazuela, haremos la salsa bechamel de manera muy similar a la que preparamos hace unos meses pero con un poco más de harina y menos leche para que sea más espesa.   Ponemos a calentar el aceite y añadiremos la harina. La tostamos ligeramente y por último añadimos la leche caliente de golpe removiendo con las varillas para que no queden grumos. Espolvoreamos una pizca de nuez moscada. Si queremos ahorrar tiempo, pasamos la batidora eléctrica  en la misma cazuela y ¡se acabó luchar contra los grumos!.

Paso 4. Una vez libre de grumos, incorporamos el sofrito del boletus con la cebolla y sin dejar de remover, dejamos que toda la mezcla hierva a fuego lento durante unos 10 minutos.

Paso 5. Enfriaremos  en una fuente durante una noche para poder hacer la forma al día siguiente.

Paso 6. Hacemos la forma deseada a las croquetas y pasamos por huevo y pan rallado.

Paso 7. Freímos en abundante aceite caliente dándoles la vuelta para que se doren por todos los lados por igual. Escurrimos el exceso de aceite sobre papel de cocina.

Dar forma a las croquetas de maneras alternativas a la clásica de las cucharas y las manos:

Forma 1 (croquetas con una forma más cuadrada): Para dejar enfriar la masa, utilizaremos una fuente o bandeja rectangular cuya superficie cubriremos con plástico o papel de horno. Ponemos la mezcla de las croquetas de manera que está tenga 3-4 cm de centímetros de grosor que dependerá de como nos guste. Reposará unas 8 horas o hasta que se haya endurecido. Volcamos la fuente sobre una superficie limpia y con un cuchillo cortaremos la masa en rectángulos del tamaño que queramos las croquetas. Las vamos separando con una espátula con cuidado para pasarlas por el huevo y el pan rallado rectificando la forma con las manos.

Forma 2 (para croquetas con forma más redondeada): Dejamos endurecer la masa  en un bol y usaremos la manga pastelera para hacer la forma. Para ello, con una cuchara, iremos llenando la base de la manga pastelera. Escogemos una boquilla del tamaño  del grosor que queramos las croquetas. Iremos presionando para que salga la masa que saldrá en forma de rulo.  Lo cortamos según el tamaño que queramos. Si no tenemos manga pastelera, podemos usar una bolsa de plástico cortando la esquina. Apretaremos para que el contenido salga por la boquilla improvisada y según tamaño del corte, tendremos un grosor u otro.

Trucos

  • Hay quien prefiere usar mantequilla en lugar de aceite para la bechamel. Las proporciones serían las mismas.
  • Si eres habilidoso con la bechamel y no vas a recurrir a la batidora eléctrica para eliminar los grumos, puedes hacer la bechamel directamente sobre el refrito de los boletus con la cecina.
  • Las croquetas congelan estupendamente y no es necesario descongelarlas para freírlas.

 

Quizá te interese:

Anchoas gratinadas sobre base de berenjena
Mousse de berenjena para untar
Crema de champiñones

7 comentarios en Croquetas de boletus y cecina

  1. Blanca dice:

    Tomo notaaa! ahora mismo.tengo unas de queso azul en el conge…con ganas de.meterles.bocao… estas tengo q.probarlas!!

  2. Belen dice:

    Yo también hago y suelo congelar, normalmente para reciclar pollo, carne, alguna vez de huevo y jamón. Pero esta combinación me ha dejado ko. setas y cecinas!!!!!!superior
    Bss

  3. Yaya dice:

    Hola; que bien me viene esta receta, precisamente nos han regalado un trozo de cecina de León, (la verdad es que no sé cómo darle utilidad), nunca la había probado, tal vez tu me puedas ayudar.
    Otra cosa que me ha gustado mucho es lo bien que explicas la manera de moldear las croquetas cuadradas, así que me voy a poner a prepararlas ahora mismo.
    Muchas gracias, un saludo

    • Ana dice:

      Gracias Yaya. Seguro que te encantan las croquetas y lo de hacer la forma, es todo un invento que resulta super ágil. Yo suelo consumir la cecina loncheada muy finita con unas gotitas de aceite de oliva bueno por encima y acompañarla de picos o colines. Tienes una receta de Tosta de cecina con setas que sale riquísima http://www.espancomido.com/tosta-de-cecina-y-setas/ También acompañando unos huevos rotos con patatas o en un revuelto. ¡Verás que delicia! Saludos,

  4. Pepa dice:

    Oye, qué buena pinta! Yo hago de cocido con jamón, de bacalao y de merluza con gambas, que son las que más triunfan en mi casa, pero está combinación me atrae mucho, he de probarla!!! Y sí las croquetas de prestan a ser hechas en cantidades industriales para tener siempre en el congelador…

Responder a Yaya Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>