- Es Pan Comido - http://www.espancomido.com -

Donuts caseros

Posted By Ana On abril 17, 2012 @ 9:41 am In Golosos,Para peques | 21 Comments

A quién no le gusta la bollería: donuts, magdalenas, croissant, palmeras… ¡qué rico todo!

El problema de la bollería industrial está en las grasas hidrogenadas, que son comúnmente utilizadas por los fabricantes y que se comportan en el organismo como grasa saturada, la llamada “grasa mala” cuyo exceso contribuye a aumentar los niveles de colesterol y triglicéridos sanguíneos.

Pero ¿qué pasa si la bollería la hacemos en casa con productos y aceites que conocemos? ¡Pues que puedes disfrutar con toda la confianza y sin remordimientos de estos majares!

Esta receta de donuts caseros os va a encantar porque es fácil y el resultado está exquisito, su sabor es el de los donuts de confitería de toda la vida, en fin ¡buenísimo!

Además es una receta en la que pueden participar los peques de tu casa. Hace un par de semanas me quedé de canguro con dos de mis sobrinos, un día lluvioso y metidos en casa ¿qué puedes hacer con ellos para que no aburran? pues como no, ¡cocinar! Hice los donuts que veis en la foto, ellos los pintaron con el glaseado, los decoraron con chocolate y les pusieron fideos de colores. Vamos, ¡que se lo pasaron bomba decorando y también degustando!

Sin más dilación, vamos a ver cómo se hacen estos donuts que veréis como ¡Es Pan Comido!

Ingredientes para 10 donuts

  • 350 gr. de harina de fuerza
  • 60 gr. de mantequilla o margarina
  • 60 gr. de azúcar
  • 1 huevo
  • 15 gr. de levadura de panadero fresca
  • 150 ml de leche
  • Ralladura de una naranja
  • 10 vainas de cardamomo
  • Fideos de caramelo de colores
  • Aceite de girasol para freir

Para el glaseado

  • 50 gr. de mantequilla
  • 70 gr. de azúcar glas
  • 2 cucharadas de agua

Para el chocolate

  • 150 gr. de chocolate puro
  • 50 gr. de mantequilla

Cómo lo preparamos

Paso 1. Abrimos las vainas de cardamomo y sacamos las semillas. Las trituramos en un mortero y las reservamos para añadirlas a la masa.

Paso 2. Ponemos la harina en un recipiente y hacemos un hueco en el medio en forma de volcán. Echamos en el centro la mantequilla en pomada, el azúcar el huevo, la ralladura de naranja, la leche tibia, el cardamomo y la levadura, que desharemos con los dedos. Mezclamos todo bien y cuando tiene forma de masa homogénea la sacamos del recipiente y amasamos unos 10 minutos hasta que quede una masa elástica. Si fuera necesario podemos rectificar con agua, si la masa está muy seca, o con un poco más de harina si está muy suelta.

Paso 3. Estiramos la masa sobre una superficie lisa, previamente enharinada para que nos pegue, y la estiramos hasta llegar a obtener un grosor de unos 2 cm. Con un molde redondo cortamos las porciones en círculos y con otro más pequeño les hacemos los agujeros en el centro, de manera que conseguimos la característica forma de donuts.

Paso 4. Dejamos reposar la masa tapada con un paño de algodón. La masa deberá duplicar su tamaño, lo que suele durar más o menos una hora. Tenéis que tener en cuenta que si lo dejáis reposar en una habitación fría, el levado será más lento.

Paso 5. Ponemos en un sartén abundante aceite de girasol y freímos los donuts a temperatura media, dándole vueltas para que queden bien dorados por todos lados. Una vez fritos, los dejamos en un papel absorbente para que chupe el aceite restante.

Paso 6. Adornamos los donuts: ¡Este es momento de dejar participar a los pequeños Chefs de la casa!

  • La glasa: mezclamos todos los ingredientes y revolvemos bien hasta hacer una crema brillante.
  • El chocolate: ponemos al baño María el chocolate con la mantequilla y revolvemos hasta que quede muy cremoso, tipo nutela o nocilla.

Con una brocha pintamos los donuts con la glasa y le ponemos el chocolate por encima con los fideos de colores. Si queréis que la glasa y el chocolate queden crujientes, metedlos en la nevera hasta que enfríen.

Trucos

  • La harina de fuerza es una harina una mayor proporción de almidón, ya que ha sido elaborada con sémolas de trigo duro. Su principal ventaja, y por lo que es utilizada para hacer panes y bollos, es que su mayor contenido en gluten hace que consigamos panes más esponjosos y de miga más tierna, que además suben más durante el fermentado y posterior horneado. Podéis encontrar esta harina en cualquier gran superficie y en muchos supermercados, en su paquete viene señalado que es de ” fuerza”
  • Las vainas de cardamomo son una especie de pipas que aportan mucho aroma y el típico sabor característico de los donuts. Las podéis encontrar en cualquier herboristería, tienda de comestible asiática o en el Corte Inglés. Si no las encontráis, las podéis sustituir por la ralladura de limón y una curadita de nuez moscada en polvo.
  • La ralladura debe ser muy superficial, nunca ralléis la zona blanca de los cítricos o ésta aportará amargor al plato.
  • Para que el levado no dure mucho, dejadlo en una zona de la casa donde haya una buena temperatura y no tenga corrientes de aire.
  • Usad aceite de girasol para freírlos porque para la bollería aporta menos grasa y sabor que el aceite de oliva.
  • Para hacer la forma de los donuts podéis utilizar aros de emplatar, tapas de botes o cualquier cosa que tengáis por casa en forma circular, imaginación al poder!

Noe – Es Pan Comido

Quizá te interese:

Tarta de queso y fresas
Monstruito de flamenquín de pollo
Vasitos de crema de queso sobre mostachones al chocolate

Article printed from Es Pan Comido: http://www.espancomido.com

URL to article: http://www.espancomido.com/donuts-caseros/

Copyright © 2012 Es Pan Comido. All rights reserved.