Es Pan Comido

  
«    »

Flautas rellenas de pollo cremoso

by Ana on enero 21, 2015

Inauguro el año con una receta mexicana…¡tal y como os prometí el año pasado! Y es que, ironías de la vida, tras haberos comentado que en casa nos encantaba la cocina mexicana y haber incluso publicado  en el blog varias recetas méxicanas (fajitas, tacos, sincronizadas, guacamole, nachos con queso…), el destino nos traé temporalmente y por temas laborales, a este “lindo” país.

Así que aprovecharé para aprender, y espero que vosostros conmigo, la auténtica cocina mexicana, que estoy segura que os sorprenderá más allá de los platos a los que acostumbramos en España. Aunque he de deciros, que vivir fuera de tu país, te invita a cocinar platos de tu cocina de toda la vida, los de tu familia, ¡para sentirse más cerquita de casa si se puede! Así mismo, procuraré versionar, “a la española”, aquellos ingredientes que todavia  no están diseñados para nuestros paladares… hay que tener en cuenta que aquí, “por defecto”, ¡¡TODO PICA!!

Hoy va una receta sencillita y que estoy segura que a los niños también les encantará. Se trata de unas Flautas rellenas de pollo cremoso, que son unos taco enrollados y fritos que se pueden rellenar de infinidad de ingredientes. Para acompañarlos, unas ricas salsas que interpretan unos colores muy patrióticos como son los de su bandera. Una combinación excepcional que además, ¡Es Pan Comido!

Ingredientes para 4 personas

  • 12 tortillas de maiz (o de trigo)
  • 1 pechuga de pollo entera
  • 1 cebolleta pequeña
  • 1 tomate maduro
  • 150 gr de queso crema (tipo Philadelfia)
  • 4 cucharadas de queso rallado (del tipo que queramos)
  • 1 cucharada de cilantro picado
  • Salsa picante al gusto
  • Aceite de oliva

Ingredientes para el acompañamiento

Cómo lo preparamos

Paso 1: Llenamos un cazo con agua hasta la mitad y ponemos a hervir con un chorretón de aceite. Cuando el agua esté hirviendo, añadimos la pechuga abierta por la mitad y dejamos que se cueza. El tiempo dependerá del grosor de la pechuga. Escurrimos y dejamos enfriar. Conservaremos un poco del caldo en una taza.

Paso 2. Picamos la cebolleta y el tomate y lo ponemos en un bol. Lo mezclamos con los dos tipos de queso, el cilantro picado y la salsa picante hasta obtener una textura cremosa.

Paso 3. Desmenuzaremos la pechuga de pollo y la añadimos a la crema anterior. Si está demasiado espesa, podemos añadir algunas cucharas del caldo de hervir la pechuga para aclarar.

Paso 4. Calentaremos en el microondas durante 30 segundos las tortillas para que sean más manejables y las podamos rellenar con facilidad. Pondremos con una cuchara un poco del relleno sobre cada una de ellas y enrollaremos prensando el interior para que no se caiga el freirlas. Cerraremos con ayuda de un palillo.

Paso 5. Cubrimos la base de una sartén amplia con aceite. Una vez esté caliente, freiremos las flautas hasta que estén doradas por todos los lados. Escurrimos en papel absorbente y retiramos el palillo con cuidado.

Paso 6. Servimos sobre una base de hojas de lechuga y acompañaremos con salsa guacamole, salsa de tomate y crema agria.

Trucos

  • Añadele un poco de salsa picante a la salsa de tomate para dar un toque más mexicano.
  • Las tortillas de maíz son más difíciles de manejar que las de trigo pero son aptas para celíacos. 
  • Si preferimos, podemos tostar las flautas en el grill del horno para mantener la receta más ligera en calorias.

Quizá te interese:

Espinacas a la crema
Tacos mexicanos
Flan de chocolate

9 comentarios en Flautas rellenas de pollo cremoso

  1. Chus dice:

    ¡Qué estupendo, Ana! Gracias. Da gusto recibir otra vez tus recetas, aunque sea “allende los mares”. Pues nada, habrá que ir incorporando poco a poco ese toque picante, alguno en casa lo agradecerá, aunque mantengamos para otros una versión algo más suave…

    ¡Mucha suerte en esta nueva aventura!

  2. Belén dice:

    Que suerte, eso es que se cumplan tus deseos. Así que aprovéchalo y aprende mucho para luego enseñarnos. Pues aunque el picante a mi no me sienta muy bien y ellos cocinan con mucho, me encanta.
    Bss

  3. Isabel dice:

    ¡Mucha suerte en esta nueva etapa! Podremos aprender nuevos platos aunque menos picantes. Gracias por tu trabajo

  4. Ana dice:

    Gracias por la aclaración. La comida mexicana que en España consumimos está adaptada a nuestros ingredientes. Ciertamente estoy degustando salsa riquísimas desde que estoy en México y la variedad de chiles es espectacular. Ojalá podamos acceder a tan ricos ingredientes en España y así poder optar a preparar las auténticas recetas mexicanas. Saludos

    • mexicano dice:

      No estaría mal que te llevaras algunas semillas de algunos chiles, pero si puedes conseguir que sean de milpa (un tipo de policultivo) o alguien que lo siembre en su casa desde hace más de 5 años.
      También de tomate verde y tomatillo.
      Porque muchos de los chiles de árbol, y serranos, que se venden en los supermercados son importados de China y no pican igual.
      Y hay el riesgo de que sean transgénicos porque hace unos 5 años aprovaron unas variedades de chiles transgénicos.
      Mucha gente ignora esto porque no viene etiquetado.
      A los tomates verdes parece que no les han metido mano, pero a los jitomates (los rojos) sí.
      Primero los modificaron genéticamente para que tuvieran menos jugo, y después knokearon un gén para que no maduraran, por eso ves algunos que nunca maduran o son muy secos, últimamente les han tienen mal sabor.
      Los de milpa son los mejores porque ese sistema es orgánico y muy bien administrado por los campesinos, quienes pagan un impuesto ecológico en especie a la naturaleza, soportando una merma mínima y aprovechando todas las especies, incluso a los insectos. Si tienes oportunidad prueba los gusanos de maguey y los escamoles.
      También tienen protocolos para intercambiar semillas y evolucionar constantemente los maíces y otros productos.
      Si puedes sembrarlos en tu tierra, en macetas dentro de tu casa, aparte de disfrutarlos estarás guardando ese germoplasma.
      Si estás en el DF en restaurantes como El Cardenal, la Hostería de Santo Domingo, y uno que está en Coyoacán en el Centro Veracruzano, podrás probar los escamoles y los gusanos de maguey, junto con otros platillos.
      En los restaurantes que están en la zona de las Pirámides de Teotihuacan también los encuentras.
      Puedes probar comida más casera, como los chiles rellenos, en los mercados.
      Como te gusta cocinar y conocer nuevos platillos, se que esto te va a gustar!
      Distruta tu estancia!!!
      Se me olvida que no te puedes perder los moles negro y coloradito de Oaxaca, el de Xico, y el poblano almendrado.
      Si quieres llevar mole a España, creo que es mucho problema llevarlo en pasta, pero si lo llevas en polvo creo que nos es problematico.
      Lo malo es que sólo los moles tipo poblano se consiguen en polvo, los de Oaxaca sólo los he visto en pasta.
      Ya me extendí mucho, perdón por tanto rollo.

      • Ana dice:

        Gracias por la recomendacion! No dudes que cuando vuelva a vivir a España, procuraré montar mi propio huerto de chiles en casa, mientras, degustaré los de por aqui.
        Los escamoles los probé y me encantaron, también los chapulines. Me falta degustar los gusanos de maguey! Los moles los he probado en Puebla y algunos me gustaron, otros no. Me faltan los chiles rellenos… y mil cosas más. Estoy encantada con vuestra comida. La intento adaptar a paladares e ingredientes españoles porque muchos de mis lectores son de allá. Por ello ruego disculpes si las recetas no son al pie de la letra de las tradicionales mexicanas. Saludos

Responder a Ana Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>