Es Pan Comido

  
«    »

Guisantes salteados con langostinos y huevo poché

by Ana on noviembre 11, 2015

Mi última reconciliación con un ingrediente ha sido con el guisante. Hasta ahora había estado peleada con esta planta trepadora de semillas verdes chiquititas ya que mi experiencia se remontaba a aquellos insulsos guisantes de alguna lata y de lejos, al ¡cuento de La Princesa y el Guisante! Sin embargo, con algunas recetas que os iré compartiendo, he logrado convertir esta, a veces poco apreciada verdura, en un suculento plato. 

Los guisantes se recomiendan en dietas para personas con problemas cardíacos, ¡papá va por tí!, ya que son una fuente antioxidante y anti-inflamatoria. Además carecen practicamente de grasa y sodio y son ricos en vitaminas del Grupo B.

Hoy os deleito con estos Guisantes salteados con Langostinos y Huevo poché. Su preparación es sencilla y rápida. Vamos allá con la receta y a disfrutarlos que ¡Son Pan Comido!

Ingredientes para 4 personas

  • 500 gr de guisantes frescos
  • 12 langostinos grandes pelados
  • 4 huevos
  • ½ cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • 4 champiñones frescos
  • Guindilla
  • Sal
  • Aceite

Cómo lo preparamos

Paso 1. Ponemos a hervir un litro de agua en un cazo con una cucharita de sal. Cuando empiece a hervir a borbotones le añadimos los guisantes previamente lavados. Una vez que el agua vuelva a hervir, los cocemos durante 3 minutos si son pequeños (un par de minutos más si los guisantes son de un tamaño mayor). Los retiramos del agua  y los vertemos sobre un cuenco con hielo para cortar la cocción al momento.  Escurrimos y reservamos.

Paso 2. En una sartén amplia, añadimos 4 cucharadas de aceite y doramos los langostinos, únicamente para que cojan color con lo que será suficiente un minuto por cada lado. Retiramos y reservamos.

Paso 3. En la misma sartén, sofreimos la cebolla picada junto con el ajo y la guindilla.  Cuando estén a medio hacer, añadimos el champiñón troceado y freimos todo durantes uno cuantos minutos más.

Paso 4. Con el fuego fuerte, añadiremos los guisantes y los langostinos. Salamos y salteamos durante 3-4 minutos.

Paso 5. Acompañaremos de un huevo poché aunque si preferimos, podemos freírlo. Para ello, emplearemos una taza pequeña sobre las que pondremos papel film de un tamaño suficiente como para poder cubrir el huevo y cerrar en forma de saquito. Lo ahuecaremos en la base del vaso. Engrasaremos de aceite  la base  y cascamos el huevo. Añadimos una pizca de sal y  cerramos cada bolsita improvisada con un nudo procurando quitar el aire antes de cerrarlas.

Paso 6. En un cazo amplio, ponemos agua a hervir y cuando ésta hierva a borbotones, colocamos los saquitos que dejaremos en el agua hasta que veamos que  se esté cuajando la clara. Aproximadamente tardarán unos 4 minutos.

Paso 7. Abrimos cada paquete con una tijeras y colocamos sobre los guisantes salteados.

Trucos

  • Puedes utilizar guisantes congelados o en conserva pero los frescos ¡resultarán mucho más sabrosos y se preparan muy rápido!
  • Si tienes langostinos enteros, aprovecha sus cabezas y cáscaras para preparar un fumet de pescado como el que utilizamos para preparar este Arroz con Langostinos.
  • Los huevos los debes cocer al instante de consumirlos pero los puedes dejar preparados en los paquetitos con antelación en el frigorífico y cocerlos en el último momento.

Quizá te interese:

Barquitas de salmón marinado
Brocoli con salsa de roquefort
Tortillitas dulces de Manzana

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>