Es Pan Comido

  
«    »

Pechugas ligeras al limón

by Ana on abril 2, 2013

Se acabaron las vacaciones y toca volver a la rutina, y dejar atrás los excesos cometidos estos días. ¡He aquí una idea!

En mi época de estudiante universitaria, el último año de carrera ya convencí a mis padres de que la mejor opción para vivir era compartir piso. Hasta entonces había estado en residencias de estudiantes y pese a que nunca me quejaba de la comida servida en la mesa, echaba de menos ese tejemaneje de mi propia cocina.

Así que entre los tuppers que mi amiga Paula compartía de su gran cocinera y abuela asturiana, además de mucha otra materia prima que venía derechita del Cantábrico asturiano de mano de su padre, y aquellos que venían de Zaragoza, poco tiempo quedaba para nuestras recetas artesanas. Estas Pechugas Ligeras al limón eran uno de esos platos y que hoy en día podría clasificar una receta “pan comido”.

Sencilla donde las haya y riquísima para servir incluso de plato único acompañada de un arroz blanco donde empapar la salsa. Nosotras, que ya eramos muy apañadas por aquella época, las preparábamos incluso la noche anterior y el microondas lo finiquitaba, así que para nuestra sección Calentar y Listo, también nos vale. Averiguad si es o no ¡Pan Comido!

Ingredientes para 4 personas

  • ½ kg de pechugas de corral fileteadas
  • Zumo de ½ limón (1 limón si es pequeñito)
  • 1 cucharadita de maicena (harina de maíz o espesante)
  • ½ vaso de vino blanco
  • 200 gr de champiñones laminados
  • Aceite
  • Sal y pimienta
  • Perejil

Cómo lo preparamos

Paso 1: Salpimentamos las pechugas y en una sartén grande, añadimos un par de cucharadas de aceite y doraremos las pechugas fileteadas. Se terminarán de hacer con la salsa así que únicamente queremos marcarlas. Retiramos a una fuente y reservamos.

Paso 2: Lavamos los champiñones y los secamos muy bien con un paño limpio o con papel de cocina. Salpimentamos. Los salteamos en la misma sartén con otro par de cucharadas de aceite. Retiramos y reservamos.

Paso 3: En el vasito donde tenemos el zumo de limón, disolveremos la maicena y lo vertemos en la sartén junto con el vino blanco. Dejamos que el vino se evapore un poquito y colocaremos las pechugas ordenadamente sobre la salsa y los champiñones por encima.

Paso 4: Dejaremos hervir a fuego lento durante unos 5 minutos. Si la salsa ha reducido demasiado, añadiremos un poco de agua.

Trucos

  • Esta salsa la podemos preparar para acompañar otras carnes, incluso pollo en muslitos.
  • Podemos servirlo con  unos pimientos del piquillo para completar el plato. También con arroz blanco.

Quizá te interese:

Chupitos de fresas con yogur y polvo de galletas
Rollitos de cangrejo con vinagreta de mango y manzana
Gazpacho de Sandía

9 comentarios en Pechugas ligeras al limón

  1. Belen dice:

    Es que viviendo provisiones de Asturias, estoy segura que que alimentadas estabais jaja. Pero creo que mejor será ponernos a comer estas ricas pechugas que nos harán mas bien de cara al verano.
    Bss

    • Ana dice:

      Desde luego… ¡nada de que en los pisos de estudiantes se comía pasta y pizza! ¡¡Género de primera categoría de una gran tierra!!

  2. Maqui dice:

    Buenisimas y sencillas. Me han encantado.

  3. Ana Maria Delgado dice:

    hoy pleno…dos recetas tuyas el mismo dia. La tarta de queso esta en la nevera y ahora estoy haciendo las pechugas al limon que mi madre ya ha hecho y dicen que estan divinas. besos.

  4. maria dolores paz dice:

    Se me ha borrado el comentario así que te diré que mañana viene a comer mi cuñada, que vive en Málaga, y después de discurrir toda la tarde me he encontrado con tu rica y fácil receta. Espero quedar bien. Gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>