Es Pan Comido

  
«    »

Salsa bechamel

by Ana on noviembre 4, 2012

La salsa bechamel no puede ni debe faltar en cualquier gratinado que se brinde. De origen incierto, bien francés o italiano, es el ingrediente clave para cubrir unos canelones, lasaña, musaca… o como ingrediente base para una ricas croquetas.

Es una de las primeras salsas que aprendí a hacer y sobre las que tenía carta blanca en la cocina de mi madre. Todo el esfuerzo merecía la pena, sólo por poder rebañar la cazuela, ¡que es una delicia!

Con el tiempo, he aprendido a prepararla en versión rápida, y es que calentar la leche con anticipación, ahorra mucho tiempo. No digamos el poder tirar de la batidora para quitar los grumos si salieran, ¡todo un avance! Yo la preparo con aceite de oliva pero hay muchos que la preparan con mantequilla. Cada cual que escoja según sus preferencias.

Así que cuchara en mano, vamos allá con esta rica bechamel. Veréis que con los trucos mencionados, prepararla ¡Es Pan Comido!

Ingredientes para ½ litro aprox

  • ½  vaso de vino de aceite de oliva
  • ½ vaso de vino de harina
  • 4 vasos de vino de leche
  • Sal y pimienta
  • Nuez moscada

Cómo lo preparamos

Paso 1. En una cazuela un poco profunda calentaremos el aceite de oliva ligeramente. Añadimos la harina y con unas varillas removeremos hasta que quede una pasta homogénea.

Paso 2. Añadimos la leche que previamente habremos calentado bien al fuego en un cazo o al microondas.

Paso 3. Removemos enérgicamente con las varillas hasta que se hayan deshecho los grumos. Si lo vemos necesario, le pasamos la batidora en la misma cazuela sin tocar el fondo para no rayarla. Salpimentamos y añadimos una pizca de nuez moscada.

Paso 4. Dejamos que hierva durante un par de minutos. Añadiremos más leche si vemos que está muy espesa. Hay que tener en cuenta que cuando la bechamel reposa, tiende a quedarse más espesa.

Trucos

  • Estas medidas son para cubrir generosamente unos canelones o una lasaña. Si deseamos más cantidad, duplicaremos las cantidades o usaremos unos vasos más grandes como referencia. Si la bechamel es para croquetas, reduciremos la cantidad de leche puesto que necesitaremos una bechamel más espesa.
  • La bechamel se puede congelar perfectamente. Cuando la descongelemos, únicamente la aclararemos pasándola por la batidora y añadiéndole más leche si viésemos que está muy espesa.

Quizá te interese:

Guacamole
Aperitivo de Camembert
Tostada de caballa con salsa tártara

2 comentarios en Salsa bechamel

  1. Pilar dice:

    Aprendí hace tiempo a hacerla así y me perece rápido y genial. Yo lo hago con 100gr de harina, 100dl de aceite y 1 litro de leche, mi duda es leche entera o semi? Desde que lo hago así ya no me da pereza preparar mi comida favorita: espinacas con bechamel y arroz blanco.

    • Ana dice:

      Je,je,je!!!Las espinacas con bechamel son mis favoritas también. Las medidas las pongo en vaso por facilitar al que no tenga peso pero yo siempre lo hago a ojo. La leche va en gustos. Creo q la entera es la ideal, pero yo suelo usar semi por aligerar de calorías un poco… Que ya sabemos que tampoco podemos abusar de esta salsa. Un abrazo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>